main-image

Curiosidades en el Califa #1

  • #1 El baúl del ajuar

Todos los objetos tienen una historia detrás de ellos.

Esta es la primera de una serie de publicaciones dedicadas a cosas interesantes en el Califa. Todos los objetos guardan una historia y nunca ha sido tan cierto como en La Casa del Califa.

La historia de nuestro concepto de arte es tan importante como las piezas mismas. ¿Qué es el arte? Para nosotros no es solo una hermosa pintura o un tapiz hecho a mano sino, también, la evolución de la arquitectura de un pueblo que encierra muchos siglos de historia. Los techos abovedados en algunas de nuestras habitaciones nos emula a Al-Ándalus, y una simple silla plegable antigua o las lámparas árabes de vidrio de colores, nos hacen imaginarnos la vida entonces. El legado del pasado forma nuestro vínculo con el arte, de donde obtenemos la inspiración, aún habiendo pasado siglos y siglos.

Entrando en la Casa del Califa desde la Plaza de España (Vejer de la Frontera), verás un buen ejemplo de la presencia del siglo XIX: un baúl de origen sirio, también conocido como ‘Sunduq’ (“nosotros ofrecemos”). Hecho de madera de nogal con incrustaciones de nácar e hilo de plata, el baúl, es una de nuestras piezas clave para darle identidad al Califa, ya que el origen del califato del Ummayad surgió cuando Siria se extendió por Andalucía. 

Dicho baúl fue comprado en un soukh (mercado árabe), en Beirut en 1967 por mi padre, Charles Stuart, quien regateó durante horas para conseguirlo. Su uso en la antigüedad se limitaba a guardar el ajuar de la novia, o a conservar artículos domésticos importantes.

Los sirios fueron los inventores de este tipo de marquetería y, por tanto, los mejores ejemplares de baúles proceden principalmente de aquí, de Andalucía.

 

 

 

Etiquetas:
Categoría: El Jardín de Califa