HISTORIA DEL HOTEL

La Casa del Califa fue fundada en 2001 por James Stuart y Regli Alvarez. El edificio principal de Califa es de 1527 e incorpora partes del siglo X. Los once edificios que componen el conjunto de la Califa abarcan desde la época islámica de Vejer hasta la actualidad.

Uno de los molinos famosos de Vejer, esta fotografiado c.1910
Uno de los molinos famosos de Vejer, está fotografiado (c.1910)

El emplazamiento de La Casa del Califa ha sido estratégico en la historia por muchas razones; da al principal acceso medieval a la ciudad; las propiedades dan a la Plaza de España, el mayor espacio abierto y plano de Vejer, ideal para mercados y eventos culturales; la casa está muy cerca de la principal puerta de Vejer (Arco de la Villa) y el camino original de entrada a Vejer (sus orígenes pueden ser romanos o incluso fenicios) llega a la puerta trasera de la propiedad.

Vejer in 1575
Vejer en 1575. Dibujo de Joris Hoefnagel, Civitates Orbis Terrarum II. Se pueden ver claramente las murallas y el campanario de la iglesia con "Barberis" (Marruecos) al fondo.

La historia más antigua que se conoce de este lugar se remonta a la época en que los «moros» eran la cultura dominante en Vejer, entre el 711 y el 1264, y siguieron desempeñando un papel importante en la historia de Vejer hasta finales del siglo XIV. El «Aljibe» de la parte trasera del restaurante es un aljibe del siglo X-XI y la sala situada justo encima (la Sala del Nogal) también es contemporánea a esta época.

 

La actual casa principal fue erigida por la diócesis local a finales del siglo XV y se inauguró en 1527 como almacén de grano (Cilla), mientras que los niveles superiores (el último piso es un añadido de la década de 1960) eran viviendas y dependencias administrativas. Las mercancías transportadas por el valle o por las barcazas que surcaban el río Barbate pasaban por este edificio para ser pesadas, medidas y gravadas antes de ir al mercado o ser almacenadas. El edificio se utilizó para este fin hasta mediados de la década de 1770, cuando la creciente humedad obligó a la Diócesis a construir una segunda «Cilla» en la Calla Sagasta de Vejer.

La histórica fachada suroeste se añadió en el siglo XVII, después de la construcción del edificio.
La histórica fachada suroeste se añadió en el siglo XVII, después de la construcción del edificio.

La fachada principal que da a la plaza data del siglo XVII, pero el edificio posiblemente sufrió daños durante el terremoto de 1775 y muchos elementos ornamentales se han perdido. En la década de 1950, una gran ventana en la fachada a nivel de la calle fue sustituida por la puerta que es la actual entrada a la oficina de la Magistratura que es inquilina de la Casa del Califa. En la década de 1930, las fuerzas nacionalistas utilizaron la casa como establos para sus caballos y alojamiento para sus soldados.

El edificio Califa en la Plaza de España 1898, 1989, 2013
El edificio Califa en la Plaza de España 1898, 1989 y 2013

La historia más antigua que se conoce de este lugar se remonta a la época en que los «moros» eran la cultura dominante en Vejer, entre el 711 y el 1264, y siguieron desempeñando un papel importante en la historia de Vejer hasta finales del siglo XIV. El «Aljibe» de la parte trasera del restaurante es un aljibe del siglo X-XI y la sala situada justo encima (la Sala del Nogal) también es contemporánea a esta época.

La fachada trasera de Tripería nº 1, ahora Las Palmeras del Califa en 1999
La fachada trasera de Tripería nº 1, ahora Las Palmeras del Califa en 1999

La unión de las once casas que componen el complejo Califa incluyendo Las Palmeras (cuatro en la Plaza, seis en la Calle Cilla Vieja y una en la Calle Triperia) son un buen ejemplo de las estructuras cambiantes & la adaptabilidad de las casas de Vejers donde se realizan fácilmente uniones ‘sin fisuras’ entre diferentes viviendas. En todo el complejo se han encontrado siete cisternas (dos de ellas todavía en uso), hay nueve entradas en cuatro calles diferentes, 16 escaleras distintas, 90 ventanas, 97 puertas, seis patios y una cueva.

Vista al Jardín del Califa 2001, Regli en la habitación 10, James en Marrakech
Vista al Jardín del Califa 2001, Regli en la habitación 10, James en Marrakech

Puedes contactar con nosotros si necesitas más información

+34 956 44 77 30
+34 683 27 63 87

Carta para alérgenos y intolerantes

 

El uso de frutos secos es habitual en la comida Magrebí y del Medio Oriente.
 
Cualquier plato podría contener trazas de gluten, sésamo, almendras, nueces, piñones y frutos secos en general.
 
La carta está elaborada de buena fé aunque
NO PODEMOS GARANTIZAR
que en el proceso de preparación de platos se haya pasado por alto algún ingrediente o que haya trazas de contaminación cruzada.
 

SI ERES ALTAMENTE ALERGICA A SESAMO O FRUTOS SECOS RECOMENDAMOS COMER EXCLUSIVAMENTE DE LA BARBACOA